ItFaces.ME - PREGUNTAS

Preguntas frecuentes

¿Eres especialmente sensible al problema de la violencia sexual – como víctima, superviviente, agresor,  pariente, o auxiliador? Lamentamos que hayas sufrido y soportes todavía estas pruebas intolerantes e incomprensibles. Nadie merece este tipo de sufrimiento. Las consecuencias emocionales y psicológicas de los abusos sexuales y de la violencia  son graves. La primera etapa para romper con la violencia es reconocer que vuestra situación es injusta. Una vez que reconozcas esta  realidad, podrás obtener la ayuda que necesitas. No pretendemos tener todas las respuestas. Pero deseamos juntos buscar soluciones para proporcionarte ayuda y apoyo.

Si no encuentras las respuestas que precisas en la web, envíanos,  por favor, un email con tus preguntas a:
info@itfaces.me

Cuenta con la más absoluta  confidencialidad.

¿Por qué ocurre?
¿Quién es el agresor?
¿Quién es vulnerable?
¿Cómo obtener ayuda?
Cuando tú eres el autor de agresiones sexuales
¿Dónde puedo encontrar la ayuda?
¿Dónde está Dios?
¿Por dónde empezar?
¿Cómo debe de reaccionar la Iglesia local?

¿Por qué ocurre?
No seres responsables de la violencia que sufres, nadie debe reprochártelo.

Sigue este enlace para comprender el ciclo de la violencia.
www3.sympatico.ca/saharas/hommes/lecycle.html

¿Quién es el agresor?
¡Debe ser un monstruo! Sería más fácil si así fuese: ropas sucias, mal afeitado, mal peinado,  malvada mirada, mezquino… pero todo esto, es un mito.  El agresor es una persona normal, incluso puede ser encantador, muy amable, puede ser un buen obrero en una fábrica, un maestro o un responsable religioso, o alguien que tiene  un estatus elevado en la sociedad… El abuso sexual es un crimen. En España, la violencia de género está considerada como un delito, penado por la ley. Ver las disposiciones generales de la Jefatura del Estado Español al respecto en :
www.migualdad.es/mujer/violencia/docs/A42166-42197.pdf

Violencia : Hay comportamientos o rasgos de caracteres que permiten sospechar si una persona es o podría volverse violenta. Ver la pregunta: ¿Cómo podemos impedir esto ?

¿Quién es vulnerable?
Los niños que son testigos de actitudes violentas, aprenden a resolver los conflictos violentamente como si fuera algo normal. Generalmente, estos niños acaban por convertirse ellos mismos ya sea en víctimas o en agresores, y el ciclo de la violencia pasa a la generación siguiente.  Estudios realizados en los Estados Unidos muestran que existe un 74% de probabilidades de que los niños que crecen en hogares violentes se conviertan en agresores. El 81% de los hombres autores de abusos tienen ellos mismos un padre que ha abusado de su madre. Cualquier persona puede convertirse en una víctima de la violencia y del abuso sexual, sin embargo, los niños son especialmente vulnerables. Existen otros grupos de personas cuya vulnerabilidad está unida a la edad, o a las deficiencias físicas o mentales, o a ciertos factores como el origen ético, la clase social, nacionalidad y la religión….

¿Cómo obtener ayuda?
No estás solo/a. Existen profesionales para proporcionaros consejo y ayuda. No os aisléis.
Cuando eres víctima de abuso o violencia:
- Ir a  Contact y accede a tu país.
- También puedes igualmente escribirnos y te ayudaremos.
- Llama a la responsable del departamento del Ministerio de la Mujer o a tu pastor.

Puedes encontrar informaciones útiles en el siguiente enlace: 
violencequefaire.ch/fr/index.php
www.migualdad.es/mujer/servicios/guia_recursos/Guiarecursos.pd 
www.migualdad.es/mujer/servicios/centros_info/cidem.htm 
www.migualdad.es/mujer/violencia/index.htm#violencia

Busca un número de teléfono o una asociación en tu país:
www.hotpeachpages.net/
www.migualdad.es/mujer/violencia/docs/ordviolenc.doc
www.migualdad.es/mujer/violencia/docs/soliviolenc.pdf;
www.migualdad.es/mujer/violencia/docs/ordenproteccion.pdf 

 Cuando hay un peligro inmediato que amenaza vuestra vida :

- Ves a  Contact y pincha en tu país, y sigue el enlace. Llama a una línea de asistencia telefónica 016, llámanos o escríbenos.
- Encuentra el albergue más próximo a ti. Habla de tu problema. Encontrarás también informaciones prácticas para tu seguridad y la de tus hijos. Puedes i   igualmente conseguir recursos con la protección de la policía, los consejos de un abogado y apoyo psicológico con un terapeuta.
- Quizás necesitas apoyo espiritual, y en este caso puedes llamar a un pastor.

También puedes encontrar informaciones útiles en el siguiente enlace : 
violencequefaire.ch/fr/index.php
www.migualdad.es/violencia-mujer/telefonosviolencia.html#Quees 
www.migualdad.es/violencia-mujer/016/TelefonosCCAA.pdf
www.migualdad.es/violencia-mujer/016/Informe016.pdf

Para encontrar un número de teléfono o una asociación en tu país:

www.hotpeachpages.net/ (España)
www.migualdad.es/violencia-mujer/telefonosviolencia.html#Servicios

Cuando tú eres el autor de agresiones sexuales:
- Dirígete a un hospital terapéutico para conseguir resolver los problemas que conllevan tu comportamiento.
- Llama a un médico psicoterapeuta, participa de una terapia en grupo.
En España, el Ministerio de Igualdad pondrá en marcha, a partir de este verano, una campaña de sensibilización social contra la violencia de género y un teléfono para que los agresores "canalicen su agresividad y no recurran a la violencia".
Grupos de acompañamiento para los agresores :

Mujeres violentas :  www.face-a-face.info/
Hombres violentos : www.ex-pression.ch/
- Ves a  Contact y pincha en tu país.
Tienes  recursos contra la violencia  : puedes encontrar informaciones útiles en el siguiente enlace:
violencequefaire.ch/fr/agr/index.php

¿Dónde puedo encontrar la ayuda? 
 Ves a  Contact, y pincha en tu país.
Número de urgencia europeo : 112. En España 016


¿Dónde está Dios?
Dios está cerca y siempre del  lado de los débiles. Es el que siempre estará escuchando al que sufre. Puedes dudar  si has sido víctima de abusos, pero descubrirás que Dios va a reconstruir y restaurar tu vida. El brazo de Dios  te sostendrá y te permitirá no tener miedo porque su brazo te hará fuerte.  “No lo sorprenderá el enemigo, ni el malvado lo humillará” (Salmos 89:22)

El abuso y la violencia son la prioridad absoluta de Dios. “… Su alma aborrece al que ama la violencia” (Salmos  11:5). Condena la violencia y los abusos al igual que el pecado y la maldad. Existen numerosos ejemplos en la Biblia  de situaciones de violencia, abusos sexuales, violaciones, opresión, pero Dios actúa con el fin de que no haya malos entendidos sobre lo que él piensa. Tiene cuidado de las victimas de abusos y de las personas que sufren. Su voluntad es que nos amemos los unos a los otros, y no que nos hagamos daño.
¿Cómo podemos impedir esto?
Mantente atento/a a la evolución de tu relación:
Signos que preceden a un comportamiento abusivo:
Envidia
Crítica destructiva
Falta de respeto
Denigración,  discusión, reprobación
Control de tus gastos
Consumo de alcohol o drogas
Aislamiento
Vigilancia y vejaciones
Brutalidad
Intimidación
Humillación
Crueldad hacia los animales 
Crueldad con los niños
Violencia verbal
Violencia sexual
Actitud negativa hacia las mujeres 
Amenazas de violencia

Más información: 
www.prevention.ch/haltealaviolence.htm


El ciclo de violencia se rompe cuando los padres y la familia están dispuestos a cambiar y a aprender nuevas formas para dirigir los conflictos.

Lo que se ha hecho en la Iglesia para la prevención de los abusos :
- El cuarto sábado de cada mes de agosto (de noviembre en España) se ha consagrado para la prevención de abusos y malos tratos.
Encontrareis información para esta jornada especial contactando con la responsable de M. de la Mujer en vuestro país.
- Hablar de los abusos con claridad incluso en los servicios del sábado por la mañana.
- A nivel pastoral: velar especialmente por las víctimas y promover la prevención  utilizando todos los medios que necesarios.
- Presentación de seminarios.
- Organización de mesas redondas con terapeutas, abogados, profesionales para el conjunto de la Iglesia.
- Distribución de folletos sobre la prevención.
- Impresión de tarjetas con  Hotline, o ITFACES.ME 
- Prevención a través de los medios de comunicación: televisión, revistas, libros,...

¿Por dónde empezar?

Es necesario primero reconocer la situación, si no la víctima piensa que lo que le ha pasado es normal, que se lo merece, y siente vergüenza. Una víctima no debe sentir vergüenza. No está sola. Hablar del sufrimiento es ayudar a superarlo. Hacer confidencias no es bastante. La persona confidente debe estimular la comunicación con el pastor o con alguien que ostente un puesto de responsabilidad de su iglesia, con el fin de ser guiada con suavidad  y sin juicios hacia un/una profesional. La víctima puede también contactar por si misma con un psicoterapeuta o una asociación, pero es raro que pueda hacerlo sola.

La víctima tiene necesidad de ayuda de un terapeuta. También tiene necesidad de ayuda para encontrar un alojamiento o un centro de acogida, o incluso para rellenar los formularios requeridos (policía). Si tiene lesiones físicas, deberá ir a un centro hospitalario donde se le hará una evaluación médica y se dará el parte de lesiones correspondiente a continuación deberá ir a la policía donde realizará la oportuna denuncia y se aportará el parte de lesiones.

¿Cómo debe de reaccionar la Iglesia local?
Una encuesta en un país europeo ha indicado que una media de un 10% de las mujeres adventistas y un 3% de los hombres adventistas han sido víctimas de la violencia sexual. En la mayoría de los casos, el agresor y la víctima son miembros de iglesia o del entorno próximo.
Desde hace mucho los temas de la violencia y los abusos han sido temas tabúes en la Iglesia. Esta actitud de rechazo ha conducido a negar los hechos. ¡La Iglesia adventistas puede cambiar esto!
Nuestros miembros de iglesia tienen necesidad de desarrollar una cultura de solidaridad y de compasión y de demostrar su amor hacia el otro. La Iglesia debe estar preparada para tener cuidado de los miembros más vulnerables. Con el fin de responder a las necesidades de las víctimas y de los autores, es que nace la página  ITFACES.ME. Es indispensable que cada iglesia se prepare y forme a los miembros de la misma sobre la forma en que deben interrelacionarse unos con otros..

Los pastores y las responsables del Ministerio de la Mujer tienen la responsabilidad de hacer todo lo posible para que la Iglesia sea un lugar seguro para todos, un lugar para hablar de cuestiones relativas al abuso sexual y la violencia, para animar a los miembros a hablar, para ofrecer un apoyo y afirmar la seguridad de las víctimas, el respeto y la confidencialidad y para considerar a los autores culpables de sus actos.

Los pastores y las responsables de Ministerio de la Mujer deben tener conocimiento de todos los recursos que los entes públicos disponen a tal fin.

Es importante también para los víctimas del abuso y de la violencia escuchar directamente los mensajes que condenan la violencia contra natura, esto contribuirá a consolidar la confianza en el pastor.